Reflexología Podal

Nuestros pies poseen conexión con todos los órganos vitales de nuestro cuerpo. La planta del pie, y el pie en su conjunto, representa en forma esquemática la totalidad del cuerpo y sus órganos.

En esta parte de nuestra anatomía existen nada menos que unas 7.200 terminaciones nerviosas.

En ella, mediante el masaje se puede influir a modo reflejo sobre los correspondientes órganos y vísceras, aparte de la importancia diagnóstica que tiene.

La Reflexología sirve, por tanto, para tratar y prevenir trastornos o enfermedades; pero, también, para suministrar bienestar y relajación.

Como resultado se obtiene una respuesta saludable de los órganos, aparatos y sistemas a la estimulación adecuada aplicada en las zonas reflejas correspondientes.

Una estimulación con la que se consigue establecer el balance natural de la energía y la funcionalidad armónica de todo el organismo.


PEDIR INFORMACIÓN SOBRE REFLEXOLOGÍA PODAL